La cefalea tensional tratada con acupuntura

La cefalea tensional ocurre por la contracción o tensión de los músculos del cuello que provoca dolor o malestar de cabeza.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la acupuntura para tratar la cefalea tensional  y la migraña. El tratamiento irá encaminado a equilibrar el ascenso de Yang del hígado o insuficiencia de Ying, activar la circulación sanguínea y calmar el dolor, según el caso. Además, puede estar indicado llevar una vida más saludable, si fuera el caso. Por ejemplo, reducir el consumo de alcohol, descansar las horas necesarias, controlar el estrés y las emociones, vigilar el exceso de alimentos grasos, etc.

En la Medicina Tradicional China el Hígado y la Vesícula Biliar están estrechamente relacionados con la cefalea tensional, es el factor patógeno interno más común. En el tratamiento de acupuntura, se escogen puntos de estos meridianos para activar su circulación y aliviar la tensión y los bloqueos energéticos. También se tiene en cuenta los factores patógenos externos, en el que el Viento es el más frecuente, en combinción con Frio, Calor, Humedad.

El Viento-Frio ralentiza y estanca la circulación de energía y sangre, al contraer los meridianos, músculos y tendones. El Viento-Calor estanca el flujo de energía y sangre. El Viento-Humedad inhibe el ascenso del Yang.

En la cefalea tensional, el estrés y los problemas emocionales bloquean la energía del Hígado y la Vesícula Biliar, asciende a la cabeza y provoca dolor. La rabia y la cólera son emociones relacionadas con el Hígado y la Vesícula Biliar. Situaciones largas de estrés, depresión o trastorno de ansiedad pueden provocar tensiones y que aparezca la cefalea tensional.

Si sufre de dolores de cabeza y quiere ponerles remedio, no dude en consultar a Biospais. Podemos tratar su cefalea tensional con acupuntura o con tratamiento psicológico, si la ansiedad, depresión o el estrés son muy intensos y se encuentra con miedo ante el dolor y el estrés que conlleva. Infórmese.

Miquel Colomer Ortega

Director de Biospais.

La contractura muscular cervical tratada con acupuntura

La contractura muscular cervical se caracteriza por dolor en la zona de las cervicales y hombros, con pesadez, rigidez, presión y dificulta el movimiento del cuello. Las causa son múltiples, entre otras, las malas posiciones, muchas horas en el ordenador o posiciones similares, cambios de temperatura, la almohada… aunque, una de las causas más comunes es el estrés cotidiano.

La contractura muscular cervical, puede ir acompañada de dolor de cabeza, vértigos, zumbidos en los oídos y adormecimiento de los brazos y las manos.  El estrés o un estado de ánimo que favorece la ansiedad provocan tensión muscular, la contracción de los músculos y dolor.

La acupuntura es especialmente eficaz para la contractura cervical. Según la Medicina Tradicional China (MTC) la cervicalgia  tiene una causa de debilidad de la zona cervical. En los ataques agudos de cervicales se obtiene un alivio rápido en las primeras sesiones, se fortalece la zona y se evita que el agotamiento avance a medio-largo plazo del tratamiento. En el caso de los dolores de espalda, en general, el resultado es similar al de las cervicales.

Hay medidas preventivas para disminuir la probabilidad de sufrir contracturas musculares cervicales, como mejorar su postura, hacer ejercicio, mejorar la flexibilidad, levantar peso usando los músculos de las piernas y mantener en buena posición la espalda y la cabeza, etc. Y, reducir el nivel de estrés.

La Medicina Tradicional China tiene diferenciados los diversos causantes de dolor cervical: el frío, la humedad, aparte de traumatismos o mantener una mala posición, entre otras. Según la causa que provoque la lesión del nervio se estimularan los puntos correspondientes. Éstos,  que están en los meridianos afectados liberan analgésicos naturales (endorfinas) que producen una sensación de relajación y bienestar que mejora los síntomas. A parte de la liberación de estos analgésicos, se busca corregir el desequilibrio energético que provoca el dolor y otros síntomas que pueda tener. Con la punción de las agujas en los puntos de los meridianos  correspondientes, se relajaran y fortalecerán los tendones y músculos afectados de la zona cervical.

Si le duele la zona de la espalda superior, la acupuntura puede serle de ayuda para mejorar la tensión muscular cervical. Contacte con Biospais y le informaremos sobre su dolor de espalda o para empezar el tratamiento.

Miquel Colomer Ortega

Director de Biospais

Visión de la psicología en la personalidad y conducta o comportamiento

La Personalidad humana, des del punto de vista psicológico hace referencia a las características psíquicas de cada persona. La  conducta viene determinada por los actos que se muestran y está influenciado por muchos factores, como: culturales, sociales, ética, etc. La personalidad y la conducta engloba lo que pensamos, sentimos y lo que hacemos.

En los modelos de referencia de la personalidad y conducta del comportamiento básico, hay que tener presente:

La estabilidad del comportamiento es la persistencia o mantenimiento de la conducta a lo largo del tiempo y ante una misma situación (o similares). Según Franz (1994) hay posibilidad de cambio conductual en psicología de la personalidad en:

Cambios madurativos: asociados a la edad, al ciclo vital basados ​​en el desarrollo biológico. Algunos autores, como MacCrae y Costa concluyen que la personalidad está casi fijada a los 30 años.

Cambios normativos: asociados con situaciones normalmente normalizadas, según actuaciones y toma de roles deseados por el individuo o la sociedad.

Cambios individuales: asociados a experiencias vitales propias del individuo como situaciones emocionalmente intensas, que pueden inducir al individuo a reacciones que intensifiquen sus rasgos de personalidad.

 

La personalidad es muy estable a lo largo de la edad adulta, con pequeños matices, como:

  1. a) Los rasgos de personalidad no cambian: se mantienen constantes. Para McCrae y Costa (1990), las experiencias de la vida no hacen cambiar la personalidad, sino que la personalidad acomoda estos cambios y da orden, continuidad y predictibilidad.
  2. b) La personalidad es una preparación al cambio. Se considera que el cambio existe relacionado con situaciones emocionales importantes experimentadas durante la vida. Existe la posibilidad, sin embargo, que los cambios de la personalidad estén relacionados con los rasgos de personalidad previos que prepararían el cambio.
  3. c) Los cambios en la personalidad son una respuesta a experiencias nuevas. Las experiencias aportan aprendizajes nuevos que favorecen la modificación de la personalidad y es posible mediante la intervención terapéutica o bien por el traslado a otros entornos.

 

Consistencia de la conducta es la persistencia o el mantenimiento de la conducta de una persona en situaciones diferentes.

Las regularidades conductuales constatadas en situaciones diferentes se pueden entender como el resultado de un patrón regular, de una configuración o pauta general del comportamiento que se establece en el individuo y refleja la actuación de procesos internos.

Si tiene algún problema o dificultad en su manera de pensar, en las emociones o su carácter contacte con Biospais y evaluaremos su caso.

Miquel Colomer Ortega

Psicólogo de Biospais