Acupuntura para la conjuntivitis alérgica

La conjuntivitis alérgica es una inflamación de la conjuntiva. Produce picor ocular, lagrimeo, secreción acuosa, inflamación de los parpados y pupilas, junto con los estornudos y secreción nasal de la alergia. Afecta a vías respiratorias altas. Producen enrojecimiento y picor de los ojos, se puede formar costras en los parpados. Suele empezar por los dos ojos a la vez.

Las personas alérgicas responden de manera exagerada a un estímulo normal. El polen del llantén, la humedad, el polen de las gramíneas, animales, hongos, polvo, etc. son sustancias que encontramos, en mayor o menor mediad, en nuestro entorno. No todas las personas reaccionamos con rinitis, picazón en los ojos y la nariz, lagrimeo, cuando estamos expuestos a las sustancias anteriormente mencionadas, sólo las personas alérgicas.  Los cambios de estaciones son propicios a que las personas alérgicas manifiesten sus síntomas, en algunas ocasiones de manera bastante severa, que afectará en gran medida su calidad de vida.

Según la Medicina Tradicional China (MTC), el ojo se relaciona con el Hígado y la Vesícula Biliar. La conjuntiva se localiza en la zona exterior del globo ocular, por lo que está expuesta al ataque de los Factores Patógenos externos.

La Medicina Tradicional China (MTC) relaciona cada estación con un órgano y víscera correspondiente. En este sentido, la primavera tiene como órgano relacionado el hígado, que está asociado a la vista. Así, no es de extrañar que sean donde se manifiesten parte de estos síntomas. Las alergias respiratorias se asocian también con el pulmón y la piel y con el intestino grueso.

El tratamiento de acupuntura consistirá en estimular los puntos que estén conectados al meridiano de la estación, el pulmón, intestino grueso y a estimular las defensas del organismo, según el caso y a mejorar la conjuntivitis alérgica.

La acupuntura es una alternativa efectiva para tratar las alergias respiratorias, en general y la conjuntivitis alérgica, en particular. Con ello se reducirán los síntomas para que el malestar no afecte de una manera tan negativa sobre la calidad de vida de la persona.

Miquel Colomer Ortega

Director de Biospais.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *