Acupuntura para la amigdalitis

La amigdalitis es una inflamación de las amígdalas. Éstas, se encuentran a cada lado de la zona posterior de la garganta. Son la primera barrera defensiva y ayudan a combatir las infecciones de virus o bacterias que proceden del exterior.

Cuando las amígdalas se hinchan o enrojecen aparece dolor de garganta y dificultad para tragar, puede haber dolor de oído y cabeza, inflamación de los ganglios linfáticos del cuello y pérdida de voz.

La Medicina Tradicional China tiene registrada la amigdalitis des de hace muchos siglos y muy observada en tiempos modernos con gran eficacia en sus resultados. Uno de los síndromes corresponde a un exceso de calor en los meridianos del Intestino Grueso y de Pulmón. En el tratamiento de acupuntura se estimularán puntos para, mejorar el sistema inmunológico, la circulación sanguínea, reducir la inflamación y liberar hormonas que ayudan a combatir el dolor de garganta para facilitar el tragar. En el síndrome de exceso de calor en los meridianos, el tratamiento ira encaminado a puntuar puntos con el método dispersante que permite disipar el exceso de calor. En la amigdalitis aguda, la acupuntura suele reducir el dolor bastante rápido.

El tratamiento de acupuntura en la amigdalitis es muy efectivo, en general. El número de sesiones dependerá de la gravedad, pero unas cinco o seis sesiones serán las indicadas para encontrar una mejoría muy significativa de los síntomas. También es importante el síndrome que causa la enfermedad, así como, el estado energético de la persona y la sintomatología que presente. El estado general influye en la evolución de la sintomatología, en este caso las anginas.

Si tiene dolor de garganta y quiere tratarse con acupuntura, en Biospais encontrará profesionales con una amplia experiencia. Trataremos su amigdalitis, ya sea aguda o crónica para que mejore su sintomatología y calidad de vida. Si tiene dudas al respecto, no dude en consultarnos.

Miquel Colomer Ortega

Director de Biospais

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *