La artritis reumatoide tratada con acupuntura

La artritis reumatoide es una enfermedad crónica y degenerativa que afecta las articulaciones o coyunturas. Se inflama la membrana sinovial y causa dolor, hinchazón y rigidez. Suele afectar las articulaciones con más movilidad, como: manos, pies, codos, hombros, caderas, rodillas y tobillos. La artritis reumatoide es la más incapacitante de las enfermedades reumáticas y se manifiesta en mujeres, con mayor frecuencia.

El síntoma más frecuente es el dolor, la inflamación articular, rigidez, debilidad muscular, y perdida de movilidad.  A largo plazo se hace más patente la limitación del movimiento, que provoca la incapacidad o limitación de algunas tareas o actividades de la vida laboral o diaria.

Según la Medicina Tradicional China, la artritis reumatoide se clasifica como síndrome de obstrucción. Se refiere a dolor o entumecimiento localizado en músculos, ligamentos, tendones o articulaciones que produce obstrucción a la circulación de energía (Qi) y sangre (Xue) en los meridianos. Según el síndrome o factor patógeno externo que provoque la enfermedad crónica,  se estimularan los puntos correspondientes. Éstos,  que están en los meridianos afectados liberan analgésicos naturales (endorfinas) que producen una sensación de relajación y bienestar que mejora los síntomas. Las enfermedades crónicas pueden favorecer la aparición de depresión y ansiedad de origen psicológico debido al continuo dolor, malestar y limitación en su vida diaria.  La acupuntura también favorece la generación de serotonina que ayuda a las personas que tienen dolor crónico a mejorar la causa psicológica de la artritis. Se estimulan los puntos que están relacionados con los huesos, músculos y articulaciones. Se busca equilibrar los meridianos para favorecer que los mecanismos de defensa del organismo trabajen mejor, disminuyan la inflamación y dolor asociados a la artritis y evitar la pérdida de la fuerza muscular.

El tratamiento de acupuntura puede mejorar el dolor y la inflamación de las articulaciones o coyunturas (articulaciones que tienen movimiento de un hueso con otro). En algunas ocasiones está indicado el tratamiento de acupuntura junto  a la moxibustión. La moxibustión es un método que trata y previene las enfermedades por medio del calor, se aplican directamente a unos centímetros de los puntos de acupuntura.

Si quiere tratarse con acupuntura la artritis reumatoide u otro dolor, en Biospais encontrará profesionales con una amplia experiencia.

Miquel Colomer Ortega

Director de Biospais

La depresión postparto y la visión de la psicología

La depresión es un trastorno del estado del ánimo transitorio o permanente que se caracteriza por presentar sentimientos de abatimiento, infelicidad y culpabilidad, además de incapacitar a la persona para disfrutar de las cosas y los acontecimientos de la vida cotidiana (anhedonia). En ocasiones va asociada con la ansiedad.

Es muy relevante la relación que tiene la depresión con la tristeza, motivo por el cual el tratamiento psicológico está muy indicado. El análisis funcional de la depresión se tiene en cuenta la conducta y la relación con los elementos y contexto dela persona que la padece. En concreto, se presta atención a los antecedentes (próximos y lejanos) los consecuentes juntos con los pensamientos y los sentimientos y se estudia los aspectos emocionales, cognitivos y conductuales que se asocian a la conducta.

La depresión postparto viene condicionada a grandes cambios físicos, emocionales y de vida que aparecen en la madre. Alteraciones físicas como el aumento del útero y de la barriga; cambios hormonales y, cambios en la vida, como menor tiempo para ella para cuidar al bebé y cansancio por la alteración diaria del sueño, baja autoestima. El parto conlleva estrés debido al cuidado infantil, se agrava con el temperamento difícil del niño y al llanto continuo del bebé. Puede verse favorecida por falta de apoyo social, pérdida de un trabajo, dificultades financieras y/o dificultades en el matrimonio.

La depresión postparto afecta a un número importante de mujeres. Las hay de dos tipos, la transitoria que aparece a los pocos días del parto y desaparece unas dos semanas después de manera espontánea. Y, el trastorno depresivo que es aconsejable el tratamiento psicológico, que puede ser con la pareja. Si la pareja no puede asistir a las sesiones se suele informar del trastorno depresivo para que entienda el proceso por el que pasa su pareja y la pueda ayudar. Los psicólogos le hacemos ver a la madre que el trastorno tiene cura, que se conciencie de su estado y le proporcionamos herramientas para iniciar su recuperación. Póngase en contacto con Biospais si necesita ayuda o quiere iniciar un tratamiento.

Miquel Colomer Ortega

Psicólogo de Biospias