La cervicalgia y el tratamiento de acupuntura

La cervicalgia se refiere a dolor en la zona cervical, que puede presentar rigidez, disminución del movimiento y dificultad para ponerse derecho. Las cervicales se encuentran entre el occipital y la primera vértebra dorsal.  El dolor cervical puede relacionarse con mareos y vértigos y extenderse el dolor a los hombros y brazos.

La acupuntura es especialmente eficaz para los dolores de cervicales. Según la Medicina Tradicional China (MTC) la cervicalgia  tiene una causa de debilidad de la zona cervical. En los ataques agudos de cervicales se obtiene un alivio rápido en las primeras sesiones, se fortalece la zona y se evita que el agotamiento avance a medio-largo plazo del tratamiento. En el caso de los dolores de espalda, en general, el resultado es similar al de las cervicales.

Hay medidas preventivas para disminuir la probabilidad de sufrir dolores cervicales, como mejorar su postura, hacer ejercicio, mejorar la flexibilidad, levantar peso usando los músculos de las piernas y mantener en buena posición la espalda y la cabeza, etc.

La Medicina Tradicional China tiene diferenciados los diversos causantes de dolor cervical: el frío, la humedad, aparte de traumatismos o mantener una mala posición, entre otras. Según la causa que provoque la lesión del nervio se estimularan los puntos correspondientes. Éstos,  que están en los meridianos afectados liberan analgésicos naturales (endorfinas) que producen una sensación de relajación y bienestar que mejora los síntomas. A parte de la liberación de estos analgésicos se busca corregir el desequilibrio energético que provoca el dolor y otros síntomas que pueda tener. El tratamiento de acupuntura le ayudará que se descomprima la presión del nervio, la inflamación y su relajación para que no sufra las molestias que ocasionan la irritación e inflamación del nervio. Con la punción de las agujas en los puntos de los meridianos  correspondientes, se relajaran y fortalecerán los tendones y músculos afectados de la zona cervical.

Si le duele la zona de la espalda superior, la acupuntura puede serle de ayuda para aliviar su malestar. Contacte con Biospais y le informaremos sobre su dolor de espalda, de la zona cervical o para empezar el tratamiento.

Miquel Colomer Ortega

Director de Biospais

La eyaculación precoz, dentro de las patologías sexuales, y el tratamiento psicológico

La conducta sexual humana es un fenómeno complejo, ya que interaccionan diferentes factores de diversa índole. Hay una interrelación con aspectos psicológicos, emocionales y fisiológicos que dan lugar al deseo sexual o a la falta de deseo sexual y aparecen las patologías.

La patología sexual relacionada con disfunciones psicosexuales, como puede ser: el deseo sexual hipoactivo, trastorno por aversión al sexo, trastorno por aversión sexual en la mujer, trastorno de la erección en el varón, trastorno orgásmico femenino, trastorno orgásmico masculino, eyaculación precoz, dispareunia, vaginismo.

Todas las disfunciones sexuales anteriormente comentadas pueden ser producidas por factores psicológicos, orgánicos o por la interacción de ambos. Aunque, hay una característica común que tienen todas ellas, es la ansiedad que provocan a la persona que las padece y/o a su pareja.

La ansiedad, en estos casos, actúa como desencadenante o motor que las mantiene una vez instauradas. La eyaculación precoz se caracteriza, según el DSM-IV, por:

  • Eyaculación persistente o recurrente en una respuesta a una estimulación sexual mínima antes, durante y o poco después de la penetración, y antes de que la persona lo desee. Se tienen en cuenta factores que influyen en la duración de la fase de excitación, como la edad, la novedad de la pareja o la situación y la frecuencia de la actividad sexual.
  • La alteración provoca malestar acusado o dificultades en las relaciones interpersonales.
  • La eyaculación precoz no es debida exclusivamente a los efectos directos de una sustancia, como la abstinencia de opiáceos.

Es muy frecuente que la disfunción sexual aparezca en un contexto de mala relación o falta de comunicación de pareja, aunque, en muchas ocasiones el conflicto se genera por unas relaciones sexuales conflictivas. Es sabido también que, la disfunción sexual tiene como inicio una situación de estrés, o experiencias sexuales traumáticas (sobre todo en mujeres) o a determinados rasgos de personalidad (personas muy controladoras o con baja autoestima, etc.).

Si se encuentra inseguro, nervioso o con dificultades por una disfunción sexual, en Biospais podemos ayudarle. Contacte con nosotros y le informaremos sobre los tratamientos psicológicos y de acupuntura.

Miquel Colomer Ortega

Psicólogo de Biospais