El dolor dental tratado con acupuntura

El dolor dental  es un dolor facial agudo y molesto. Puede estar causado por una enfermedad en la boca, caries dental o puede tener su origen en una situación lejana a la boca. El dolor puede ser agudo, pulsátil o constante y se puede acompañar de otros síntomas, como dolor de cabeza, fiebre, dolor de oídos, etc. Hay factores que pueden afectar el dolor de muelas, como comer alimentos muy fríos o muy calientes o masticar alimentos dulces.

La Medicina Tradicional China relaciona los dientes con los órganos y vísceras internos. Los incisivos y canino se relacionan con el meridiano de Riñón y Vejiga. Los premolares tienen que ver con la energía del Intestino Grueso y del Pulmón. El primero y segundo molar con el meridiano del Estómago y el Bazo. Y, los últimos molares con los meridanos de Corazón e Intestino Delgado.

Cuando hay una alteración como, por ejemplo, calor excesivo en el órgano o víscera correspondiente puede haber algún síntoma en el diente que le corresponde, como dolor dental, inflamación o sangrado en la encía.

El tratamiento de acupuntura se puede realizar previo a la visita del dentista, para calmar el dolor. Si no hay afectación dental y el dolor de las muelas es por causa interna se equilibra el meridiano para que desaparezca la inflamación y el dolor. Los puntos de acupuntura que se puntúan estarán relacionados con la causa, la sintomatología y el estado de la persona. Según cada caso se escogerán los puntos que correspondan para mejorar el estado general de la persona y el dolor de muelas. Las sesiones también dependerán de la causa del dolor. Si es una inflamación local del nervio en pocas sesiones baja la inflamación,  se puede necesitar alguna más si la causa es interna.

Si necesita más información o quiere realizarse un tratamiento de acupuntura para el dolor dental, póngase en contacto con Biospais.

Miquel Colomer Ortega

Director de Biospais

La depresión y el abatimiento anímico que conlleva se pueden mejorar con tratamiento psicológico o de acupuntura

La depresión es un trastorno del estado del ánimo transitorio o permanente que se caracteriza por presentar sentimientos de abatimiento, infelicidad y culpabilidad, además de incapacitar a la persona para disfrutar de las cosas y los acontecimientos de la vida cotidiana (anhedonia). En ocasiones va asociada con la ansiedad.

La acupuntura se basa en la energía que fluye por los meridianos de nuestro cuerpo mantiene la salud del organismo. Si alguna causa rompe este equilibrio surge el síntoma, y nuestro malestar puede ser físico o emocional. La acupuntura actúa para restablecer dicho equilibrio de energía y por consiguiente de salud. La alteración de los meridianos que suele afectar con mayor frecuencia en la depresión es el del Hígado, Corazón, Bazo y Riñón, donde se altera el Yin y el Yang, según el TAO.

La persona que tiene una depresión se siente muy triste, con baja autoestima y sin fuerzas para llevar a cabo las funciones más básicas del día a día. A parte, la pérdida de interés, la fatiga y la falta de energía limitan a la persona en su vida personal, familiar, social y laboral. Todavía hoy es un trastorno poco comprendido por la sociedad y el entorno del que la sufre, en muchos casos.

En Biospais tenemos mucha experiencia en el tratamiento de la depresión. Hacemos tratamientos individuales, según como se encuentre la persona, aplicamos  tratamiento de  acupuntura, tratamiento  psicológico o una combinación ambos, según el grado de malestar y limitación que produzca el trastorno. La depresión engloba diferentes variaciones según los síntomas, tiempo que haga que lo padezca o las repeticiones de las mismas, que puede ser: trastorno distímico, trastorno depresivo mayor, trastorno afectivo emocional, depresión posparto, trastorno bipolar o depresión por alguna enfermedad o abuso de sustancias, entre otros. Póngase en contacto con nosotros si tiene alguna duda o quiere empezar un tratamiento.

Miquel Colomer Ortega

Director de Biospias

Diferentes maneras de pensar estudiadas y tratadas en psicología

El pensamiento es un acto o actividad reflexiva que guía la actividad cognitiva y el comportamiento humano durante las fases de elaboración de hipótesis, razonamiento y comprobación de hipótesis. De esta manera, nos es posible solucionar los problemas o los obstáculos que nos inquietan mediante procesos intelectuales.

Hay que decir que, hay varios tipos de pensamiento como: el pensamiento deductivo (que iría del más general a lo particular); el pensamiento inductivo (que iría del particular a lo general); el pensamiento analítico (que consistiría en separar todas las partes que son identificadas o categorizadas), el pensamiento sistemático (entendido como una visión compleja de múltiples elementos con sus diversas interrelaciones) y el pensamiento crítico (que evalúa el conocimiento que adquirimos).

Entendemos el pensamiento en relación a la memoria, la percepción, la atención y el lenguaje, para favorecer el razonamiento y la eficacia en sus planteamientos. En la vida cotidiana, interpretamos y entendemos internamente esta realidad, para pasar después a entenderla en un contexto.

Por tanto, el pensamiento está relacionado con la formación de ideas y representaciones con lo que se ha vivido o se tiene almacenado. Por lo que, la memoria forma una parte fundamental del pensamiento, ya que vamos a ella a buscar la ideas formadas por la mente en los distintos tipos de pensamiento. La percepción nos permite interpretar los estímulos sensoriales para formarnos una impresión de la realidad y del entorno donde pensamos y vivimos. La atención es el proceso cognitivo conductual por el que nos concentramos en el pensamiento que nos preocupa y se discriminan o ignoran el resto de estímulos, que no son necesarios en este momento. Y, el lenguaje nos permite verbalizar lo que tenemos guardo en nuestra mente.

El pensar nos puede hacer malas pasadas, como en el caso de las obsesiones con pensamientos negativos o las distracciones mientras estudiamos. La terapia psicológica ayuda en el proceso intelectual y se puede mejorar los pensamientos y enseñar a pensar. Si quiere más información o tratarse al respecto, en Biospais le atenderemos.

Miquel Colomer Ortega

Psicólogo de Biospais